La lírica del mercado de la moda la propone Hermés

La lírica del mercado de la moda la propone Hermés

publicado en: Blog | 0

Para Grupo Ritex la tendencia social es la que marca sin duda el rumbo de nuestro negocio por eso hechos como este dentro de la industria de la moda hacen alarma para pensar en lo que esta pasando en el sentido mas poético de la tendencia.

En el 2013 este es uno de los productos de la industria de la moda que no habla de moda. Es el no producto o simplemente un poema.

Detener el tiempo para Hermés es sin duda un desfio que implica una idea de marketing pero al mismo tiempo una marca clásica de la moda propone algo novedoso en el concepto que hace que ese objeto se transforme en otro objeto o mejor dicho en mas de uno. Marcar el tiempo, deterenlo y hacernos pensar; Además de proponer no mirar el reloj.

Ha logrado plasmar un sueño común a los mortales: detener el tiempo. El reloj más lírico permite al usuario parar el paso de las horas y minutos y esconderlas con tan solo apretar un pulsador. La magia reside en el movimiento que borra las horas y minutos de la esfera pero sigue latiendo en su interior.


Le Temps Suspendu

Si Marcel Proust hubiese tenido este bello reloj, a lo mejor no nos hubiese regalado su magnum opus En Busca del Tiempo Pérdido…El nuevo modelo de 38 mm en oro rosa y en acero alberga un botón que, con una simple pulsación, inmoviliza las agujas de las horas y de los minutos alrededor de las doce. El tiempo se borra de la esfera del reloj y se disocia de los husos horarios; las horas se vuelven invisibles para proseguir su carrera. Al pulsar el botón de nuevo, el tiempo retoma su curso. En un pequeño espacio, graduado sobre 24, la mirada se posa sobre una aguja bromista que da vueltas a contrasentido, como una burla al tiempo que pasa.


Piruetas

Tras esas piruetas se esconde un hábil mecanismo, que actúa como director de orquesta de una complicación relojera singular y desarrollada en exclusiva para Hermès. Dos patentes protegen este modelo: una por su diseño y otra por los dientes del engranaje reajustable. El módulo se acopla en el calibre de manufactura H1912. Las fases de marcha y de puesta del tiempo en suspenso se coordinan gracias a dos ruedas de pilares sincronizadas: una para las horas y otra para los minutos.

 Gracias al mecanismo retrógrado a 360º de las horas y de los minutos, el tiempo desaparece, pero el movimiento nunca se detiene. Para señalar que el tiempo se ha puesto en suspenso, se pone en marcha un indicador de funcionamiento acoplado a un móvil de segundos que gira a contrasentido. Y como hay que volver a la realidad en algún momento, el Arceau Le Temps Suspendu está equipado con una reserva de marcha de 50 h.

Le Temps Suspendu oro rosa

Le Temps Suspendu acero 

 Analizar este lanzamiento quiere decir que ya no está solo el concepto de todo tiempo pasado fue mejor sino que el futuro tampoco sera mejor o peor simplemente el presente es el que importa y si soy feliz ahora lo detengo porque quiero quedarme un rato alli. Disfrutar de la actividad del presente, de la vida, del espacio del ahora.

El valor del presente nos permite adaptarnos, ser conscientes de lo que pasa y entender el presente como lo importante. Asi como tambien entender la solución que este presente nos permite sin proyección.

 El presente es nuestro mayor lujo. No importa quien eres…Quien puede dominar el tiempo?


Hermés 2013.

editado por ceciliacarozzaestudio.

Dejar una opinión